HipotecasHipotecas Fijas

La mejor subrogación de hipoteca en Barcelona

Te conseguimos la mejor subrogación de hipoteca en Barcelona

Subrogar una hipoteca y ahorrarte dinero es posible

En Globalfinanzia te conseguimos la mejor subrogación de hipoteca con las mejores condiciones del mercado. Nuestros analistas hioptecarios:
  • Estudian tu caso y te ponen en contacto con las mejores entidades.
  • Revisan tus vinculaciones para conseguirte un mayor ahorro.
  • Gestionan toda la documentación por ti.

¿Qué es la subrogación acreedora de una hipoteca?

Una subrogación acreedor de una hipoteca se produce cuando se cambia la hipoteca de entidad financiera. El motivo principal para subrogar una hipoteca es modificar sus condiciones financieras, como el tipo de interés, así como eliminar productos vinculados o ajustar los plazos de amortización.

El principal objetivo de realizar una subrogación acreedora, es mejorar las condiciones actuales de tu préstamo hipotecario.

¿Cómo se realiza el cambio?

Si quieres cambiar tu hipoteca , no necesitas tener el consentimiento de tu actual Banco. Presentada la solicitud en nuestras oficinas, te entregaremos una oferta vinculante en la que consten las nuevas condiciones; una vez que sean aceptadas por ti, pediremos a la otra Entidad un certificado de la deuda, que deberá entregarnos en un plazo máximo de 7 días naturales. Cumplido este trámite, tu actual Banco podría realizarte una contraoferta en los 15 días naturales siguientes. Transcurrido este plazo, podemos formalizar escritura de subrogación.

¿Qué gastos tiene cambiar mi hipoteca ?

Subrogar una hipoteca implica una serie de gastos, que se reparten entre el cliente y el banco3

  • Gastos que asume el cliente: son gastos relacionados con la antigua hipoteca, incluyendo la comisión de subrogación o compensación por reembolso anticipado o amortización anticipada (cuyo porcentaje variará en función del tipo de interés que se aplique -fijo o variable- y de los años de vigencia que tenga el préstamo cuando se haga la subrogación); y gastos vinculados a la nueva hipoteca, como la nueva tasación de la vivienda, la nota simple actualizada del inmueble, y los aranceles notariales de la copia de la escritura del préstamo hipotecario.
  • Gastos que asume el otro banco: los gastos de gestoría, notaría y registro de la nueva hipoteca, así como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) son por cuenta del banco.